viernes, 30 de abril de 2010

CÁMARA OCULTA EN LA MONCLOA


Tras su fuga de La Moncloa después de esnifar la entrepierna de varias “miembras-menistras”, obsérvese el lamentable estado de nuestro corresponsal Salustiano Pichabrava, hijo gráfico de Fray Copón Bendito y enviado especial de este blog a La Moncloaca. Sin embargo este reportero pudo huir del bunker sociata, no sin antes trincar los vídeos con las reveladoras escenas que aquí se ofrecen.

Seguiremos informando.



CÓMETE EL POLLO, ANDREÍTA


zETA Pe


LEY HÚMEDA




ZAPATERO BAJO CERO

UN PRESIDENTE DE TODO A CIEN


>

GUERRA DE SUCESIÓN

>


viernes, 23 de abril de 2010

FRAY COPÓN BENDITO, El Último Cartujo


Post y vídeo dedicado al REVERENDÍSIMO ABAD RUY ASPIRANTE , y de igual modo ofrendados ambos tanto a amigos como enemigos, para solaz y morbo de meapilas, curas y frailes pecadores, así como también para disfrute de monjas lujuriosas y lascivas con ardores entre los muslos.

.

Mi muy estimado y reverendísimo abad, colegas Cardenales, feligreses todos, pecadores irredentos, miembros, miembras y miembrillos del Opus,…….Como bien os informé en su día, asomo momentáneamente la jeta por éste, mi particular Infierno, simplemente para notificaros que a pesar de tener mi demoníaca celda provisionalmente cerrada a visitantes por imperativo literario, es mi deber recordaros que años ha grabé un vídeo titulado "Fray Copón Bendito, el Último Cartujo", del cual fui productor, actor y cámara, todo en una pieza.

.

Dicha grabación fue la primera de mi esperpéntica filmografía y puede ser considerada como un intento de bufonada u descojono anticlerical. Téngase en cuenta que en aquellos años la grabé a bote pronto, u séase sin guión previo y diciendo lo que se me ocurría en aquel momento y me salía de los mismísimos huevos. También es cierto que en los primeros fotogramas Fray Copón aparece ligeramente cubierto con una sábana, pero es disculpable tal desliz en su atrezzo puesto que en el instante que se me ocurrió la parida mental del fraile, no disponía de hábito. La grabación la efectué con una antigua cámara, por lo que tendréis que disculpar ciertos detalles.

.

Dado que el mencionado vídeo jamás fue emitido oficialmente y permanecía oculto en un arcón ubicado en una celda de mi disco duro, séase pues que me puse a la labor de búsqueda y captura para que vuesas mercedes pudieran contemplar a un Fray Copón Bendito sin barba, pero con un cabreo de tres pares de cojones.

.

Razón para el cabreo no le faltaba a Fray Copón, puesto que siendo hermano lego y tras ser explotado laboralmente en el convento, (todos pertenecían al Opus), también fue violado por dos monjas que llevadas por su lujuriosa lascivia, tras follárselo a la brava le extirparon un cojón a dentelladas.

.

En la segunda parte incrustada en este mismo vídeo, he adjuntado otro desliz erótico-pecador que provocó Fray Copón en el interior de un convento de clausura femenino, debido a que tras disfrazarse de mulato para intentar huir del convento, fue seducido por una monja y no tuvo más remedio que romper el voto de castidad, además de desgarrar otro agujero que no viene al caso.

.

En esta segunda sección de vídeo he suprimido algunas escenas de sexo explícito, aunque el audio y la banda sonora permanecen vírgenes en castellano. (Si alguien desea la versión completa, que me la pida por e.mail)

.

Permitid pues que tras esta breve apertura de mi Infierno, lo cierre de nuevo a cal y canto para reintegrarme a mis labores literarias. Os recuerdo y hago partícipes de una nueva encíclica que podréis leer en mi último comentario del post de ahí abajo, Obligación Antes Que Devoción.

.

Quedad con Dios y con el Diablo, queridos hermanos

Mis bendiciones.

.

Firmado, rubricado y sellado:

Cardenal de Valero,

Por la gracia de Dios y de mis santos güews.

Nihil obstat quominus imprimatur.


martes, 13 de abril de 2010

OBLIGACIÓN ANTES QUE DEVOCIÓN



Sin duda es devoción lo que muchos blogueros sentimos por nuestros blogs. Al fin y al cabo para alguno de nosotros nuestro blog es nuestra residencia virtual o el bunker desde el cual, tanto atacamos al enemigo como defendemos nuestros derechos.

En este blog llamado “Desde el Infierno”, considerado por muchos como un reducto infernal o una sucursal del propio Infierno, se han cocido, cuecen y seguirán cociéndose manjares no aptos para paladares sensibles. Sin embargo una cosa es la trayectoria profesional y virtual de quien vela para que las calderas de este Infierno estén a la máxima potencia de fuego, y otra muy distinta los intereses terrenales que este condiscípulo del diablo pueda tener fuera de este mismo Infierno.

Llegado a este punto, el que esto firma, que siempre ha intentado mantener el sagrado fuego de la libertad de pensamiento y de la libre expresión, debe cesar provisionalmente en sus funciones, puesto que con su devoción al Infierno ha desatendido sus obligaciones con sus intereses terrenales.

Como muchos de vosotros sabéis, tengo cuatro novelas a punto de su publicación, más otras tres que aguardan desde hace unos años a que me digne escribir su punto y final. Esas son ahora, mis obligaciones terrenales; preparar las ediciones en PDF para que puedan se distribuidas por Internet, tanto en archivo como en su edición impresa en papel. Y tras ello, liarme de nuevo con mis personajes para que algún día, el relato de sus vidas y circunstancias puedan ver la luz.

La Editorial encargada de la publicación y distribución de mis libros, me acaba de lanzar una especie de ultimátum para que los textos originales de mis novelas estén en su poder dentro de un tiempo prudencial, so pena de renunciar a su publicación. Es por ello que mis obligaciones se anteponen a mi devoción por este Infierno, dentro del cual llevo alimentando las calderas desde hace un año.

Las escasas horas de un día no me dan para más. No puedo atender mi blog y al mismo tiempo mis novelas. Espero que sepáis comprenderlo. Por lo tanto, y hasta que dé por concluidas mis obligaciones tan sólo me cabe desatender provisionalmente mi devoción, con la promesa que a mi regreso proseguiré avivando las calderas con renovado ímpetu.

PD: Quedan pendientes los dos capítulos finales dedicados al Opus Dei:

Capítulo VI : Vida y “Milagros” de un ¿Santo?

Capítulo VII : Las Finanzas de Opus Dei. Dinero Negro.

Por gentileza de Iván, un ex del Opus, os ofrezco el enlace directo del Capítulo VIII. La versión íntegra de la película “CAMINO”, una obra de arte que os emocionará de principio a fin.

http://exopus.wordpress.com/2010/04/08/la-pelicula-camino-en-youtube/

El siguiente vídeo está dedicado a Isabel C , una fan del Glory, Glory, Aleluya, aunque su verdadero título es Himno de Batalla de la República, que también es la sintonía de Radio TV Antizp. Esta versión está interpretada por los Coros del Tabernáculo Mormón de Salt Lake City y la Orquesta Filarmónica de Filadelfia.


sábado, 10 de abril de 2010

CNN+ miente descaradamente en una información sobre Jose Luis de Valero en el que se le califica de troll


Esta mañana me sorprendía una noticia que me trasladaba Jose Luis de Valero, ya que el cinismo y la tergiversación de algunos medios no tienen límite.

Jose Luis de Valero conocía la existencia de una “noticia” de CNN+ en la que se mostraba su imagen y se le identificaba como un troll. En dicha noticia que trataba sobre el uso de internet para vengarse del vecino o de la ex pareja mediante la subida de videos de ellos más o menos comprometidos, también hablaban sobre la ridiculización que según ellos sufren los famosos en la red.

La demagogia y la tergiversación de CNN+ como ya indicaba más arriba, tenía su momento más álgido al afirmar tras mostrar un fragmento del video de Jose Luis de Valero en el que criticaba a Karmele Marchante por su apología del terrorismo y su banalización del aborto, que Jose Luis de Valero era un troll, en concreto refiriéndose a él en los siguientes términos: “esto es un troll, un usuario que se dedica a atacar a un personaje famoso al que ni siquiera conoce”.



CNN+ que evidentemente ha visto el video completo, muestra un fragmento del mismo en el que no se desprende lo que motiva el citado video, y con total intencionalidad lo utiliza en beneficio de su reportaje, obviando que no hace falta conocer a Karmele Marchante o a cualquier otro famoso para criticar o quejarse de sus actos, sobre todo si estos se tratan de un delito de apología del terrorismo, delito que CNN+ y otros medios similares no se molestaron en denunciar ni criticar, a diferencia de otros, comportamiento que ya dice bastante de ellos.



video

Si bien el tono del video, a lo mejor, no es el más adecuado, cosa que el mismo Jose Luis advierte al principio del mismo, lo que no se puede negar es como muestra el enfado de un ciudadano que tiene que contemplar como una individua hace apología el terrorismo y banalización del aborto en pleno horario infantil y sin sufrir las consecuencias penales que se le deberían haber aplicado. Además y como es evidente, Karmele Marchante no se ha querellado contra Jose Luis de Valero, ya que si lo hiciese tendría que responder por el delito cometido, delito que Telecinco se ha empeñado en ocultar.

A continuación os dejo el comunicado de Jose Luis de Valero sobre lo sucedido:

Ni yo soy un troll, ni un anónimo, ni ridiculizo a famosos, ni publico imágenes comprometidas de mi pareja. Lo que sí hice en este vídeo titulado "Karmele Marchante, Una Mala Zorra Catalana" como podrá comprobarse reproduciendo el original del vídeo, fue denunciar a Karmele Marchante por un programa que emitió Tele5 en el cual, mediante una canción hacía apología del terrorismo de ETA y fomentaba el aborto de las colegialas menores de edad.

La falsedad y tergiversación informativa están presentes en esta noticia, así como también el oportunismo al capturar involuntarios errores lingüísticos.

Ni Julio Alonso Aneiros ni José Luís de Valero son trolls ni personas anónimas, puesto que en todas sus ediciones y en sus respectivos blogs constan sus nombres y apellidos.

Jose Luis de Valero






Recibe estos artículos


Blogalaxia:, , , , , , , , , , , Technorati:, , , , , , , , , , , agregaX:, , , , , , , , , , ,


viernes, 9 de abril de 2010

OPUS DEI, Traficantes de Almas, Capítulo V


Un diablo con sotana.

.

En el Opus Dei hablar del diablo es uno de los principales argumentos cada vez que los directores de centros, siguiendo la línea trazada por su fundador, se refieren enfáticamente a los ataques por los que pasa la prelatura. Lo justifican porque “el diablo está muy activo y se nota”- según comentan.

Buceando en los archivos de opuslibros.org se encuentran miles de testimonios, cartas y escritos ciertamente impactantes como los de Ana Azanza y otros autores que le dejan a uno bloqueado. He señalado en el presente extracto alguno de ellos y soy incapaz de comprender, cómo demonios esta secta de tarados y maníacos religiosos prosigue impunemente con sus fechorías, desarrollando acciones fuera de la Ley y ciertamente diabólicas.

También Josemari, el santo Marqués de Peralta, se refería en sus escritos al diablo, que aparece citado en 31 artículos con este nombre, y 22 con el de Satanás, hasta el punto de decir que la mayor parte de las veces lo escribía voluntariamente con letras minúsculas; y Lucifer, con 2. El Infierno aparece citado 11 veces.

San Miguel, que luchó contra Lucifer al frente de los ejércitos celestiales, aparece citado 3 veces. Los arcángeles San Gabriel y San Rafael son citados 2 veces. El tema de los tres arcángeles aparece en 123 puntos de “Camino”; en 71, de “Surco”; en 100 de “Forja”; en 128 de “Amigos de Dios”; en 62, de “Es Cristo que pasa” y en 40 de “Conversaciones con monseñor Escrivá de Balaguer”. El llamado ángel de la guarda aparece en dos puntos y su tema es tratado 40 veces en “Camino”; 9, en “Surco”, 19, en “Forja"; 42, en “Amigos de Dios”; y 9, en “Conversaciones con monseñor Escrivá de Balaguer”.

Tranquilos, que esto no es un milagro sanjosemariano, ya que estos datos son ciertos y verificados, so pena que el editor de Word se vuelva majara ante tanto santoral y meta la gamba. Basta simplemente con subir y editar el correspondiente texto, seleccionar Objeto de Búsqueda, darle a Buscar e incluir en su casilla la, o el total de las palabras que uno quiera buscar. Si lo deseas también te indica la cantidad exacta de palabras o textos idénticos.

Por lo tanto son las estadísticas oficiales de los escritos del fundador del Opus Dei, quien por cierto no tenía mucha simpatía por Pablo VI. Sin embargo, una vez que este Papa dijo que “el humo de Satanás se ha metido en la Iglesia”, Escrivá no tuvo inconveniente en convertirse en un difusor de esta frase. También hablaba de expresiones parecidas. Ya se sabe, en el Opus Dei, lo dice el Padre y todos los demás actúan como loros repitiendo la misma consigna.

Y es que sin quererlo, los de la Obra pierden toda su personalidad, pues no saben más que repetir lo que les dicen los directores, que a su vez, procede del Padre, que exteriormente se llama “prelado”. Esa es la terminología que se emplea al relacionarse con los obispos.

Cuando el barbastrino fundador del Opus viajó en barco por el Mar Mediterráneo rumbo a Roma para obtener la primera aprobación de la Santa Sede –en Madrid ya estaba autorizado el Opus Dei--, la nave sufrió una fuerte tormenta en el Golfo de Génova. Escrivá no se lo pensó dos veces y lo atribuyó al diablo, pues al parecer según manifestó, el de los cuernos y rabo no quería que Josemari pisara Roma.

Dentro de la Obra se suele repetir que “el diablo es el padre de la mentira”. El fundador dice en el punto 384 de “Camino”: “Confusionismo- --Supe que vacilaba la rectitud de tu criterio. Y, para que me entendieras, te escribí: “El diablo tiene la cara muy fea., y, como sabe tanto, no se expone a que le veamos los cuernos. No va de frente”. --“Por eso –añade el Josemari-- ¡cuántas veces viene con disfraz de nobleza y hasta de espiritualidad!”…..Según Josemari, el diablo debe ser más feo que Arzalluz y por lo visto oculta sus cuernos bajo una boina o xapela vasca.

Y curiosa coincidencia. El título nobiliario de Marqués de Peralta, con toda su espiritualidad a cuestas…¿no sería de igual modo otro disfraz para engañar y comerle el tarro a la peña?. Ciertamente es un problema de difícil solución, aunque yo no espero que el problema del Opus Dei se solucione con plegarias, imágenes, santos, novenas y jaculatorias.

El problema se soluciona por ejemplo con nuestras acciones – así lo escribe Ana Azanza – que es contar la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. La única solución factible y real es que todos los perjudicados y timados por el Opus den la cara, mostrando su testimonio ante la sociedad. Es la manera de prevenir que otras personas no se sumen al engranaje aportando su dinero, su tiempo, sus hijos y su confianza a esa secta regida por una mafia encubierta.

Pero los jerarcas de la Iglesia Católica están a otra cosa. El propio Ratzinger se ha dejado engatusar o bien está de acuerdo con la secta. Los cardenales que formaban parte de la comisión que debía de dar su visto bueno a la prelatura personal, saben que fueron puenteados y lo permitieron. Pero los católicos tienen todo el derecho del mundo a ser informados de cómo las gasta el Opus Dei y también lo que se cuece en las altas esferas vaticanas. Por eso hay que informar, hablar y dar a conocer lo que está oculto como Top Secret. No se puede permitir que se siga confundiendo la fe con la credulidad.

La fe es algo real en el alma del que la tiene y de fe se vive, cuando se tiene. Pero tener fe no equivale a ser subnormal, aunque haya quien se empeñe por motivos diversos en hacer creer eso. La fe es perfectamente compatible con el ejercicio del propio pensamiento en libertad.

Vale la pena que otras personas que tienen derecho a su fe católica como cualquier creyente sincero en cualquier otra religión, sean alertadas de que el Opus de religión no tiene nada. Sólo la vestidura del fariseo para atraer y engañar.

Hay que informar a la gente. Y eso a los del Opus les jode porque hasta ahora se han creído invulnerables. Es fundamental que ciudadanos que no han pertenecido a la Obra se interesen por lo que aquí se escribe, y también se ve a través de varios vídeos. Es preciso que las fechorías cometidas por el Opus Dei sean conocidas por el mayor número de personas.

El Opus Dei peca. Peca de prepotencia, soberbia y endiosamiento. El primer pecado es sin lugar a duda que el Marqués-Fundador del chiringuito, tomó el nombre de Dios en vano al atribuirse visiones y revelaciones que se han demostrado falsas, y con las que ha seducido espiritualmente a miles de personas. Y ha engañado, además, con adulteraciones de la verdad histórica sobre la fundación, contando con la colaboración y el beneplácito de Álvaro del Portillo, otro pre-santurrón ya fallecido, que tal baila en el organigrama del Opus.

Es irreverente a la vez que repugnante que se introdujese una ceremonia para la veneración de la reliquia de Escrivá, y que esa ceremonia fuese tan semejante a la bendición con el Santísimo; aplíquese el cuento a la reliquia colocada en el centro del altar en una majestuosa custodia, su incensación y la bendición con la misma, similar a la bendición papal Urbi et Orbe…

El segundo gran pecado del Opus es que el Josemari y los directores ocupan el lugar de Dios en la conciencia de los miembros. Esto se encuentra institucionalizado mediante la práctica obligatoria de la dirección espiritual personal con los directores –que la Iglesia prohíbe tajantemente-, por la que se imponen las decisiones de gobierno en el ámbito de la dirección espiritual de conciencia y como voluntad de Dios. Esto supone otro modo de tomar el nombre de Dios en vano y de desplazarle completamente, ya que tanto Josemari como la institución ocupan su puesto.

Graves delitos son éstos. Con el primer y segundo pecado se consigue un doble efecto: quitar a Dios y sustituirle por los directores en la conciencia de los miembros, y eliminar mediante la obediencia la autonomía espiritual y humana de los mismos, con lo que el aparato de gobierno se queda como único dueño y señor de la persona en su ámbito más íntimo y sagrado. Y desde ahí, de todas las demás esferas personales, desnaturalizando en gran medida el desarrollo existencial del individuo.

Como si esto no fuese suficiente, en aras del llamado “buen espíritu”, para evitar –según ellos dicen- el peligro de la amistad particular y de las faltas de unidad, se prohíbe la libertad de comunicación con otros miembros en temas personales, de intimidad, y se denomina crítica a todo lo que sea comentar el propio parecer con cualquiera que no sean los directores. Este es otro gran pecado del que muchos en el Opus Dei no son conscientes, pues con esa prohibición se atenta contra el derecho natural de libre albedrío, comunicación y expresión, fundamental para la realización personal y comunitaria, y necesario para evitar totalitarismos.

En la Iglesia se encuentra tipificado el derecho a la libertad de opinión. Con el cercenamiento de este derecho, el Opus Dei consigue aislar a sus miembros para que no compartan intelectualmente la verdad que observa cada uno y así no lleguen a conclusiones comunes. Los compromisos previos a la fidelidad y al nombramiento de Inscritos tienen esta finalidad de mordaza.

Toda la tramoya y el escenario del Opus Dei se apoyan en esas tres patas de banco. Cuando cualquier numerario o agregado se libera de alguno de estos tres apoyos, comienza a descubrir los engaños de la institución y a salir del Gulag de su propia conciencia, Es entonces cuando toda la estructura ideológica de la “Obra de Dios” se desmorona. Es lo que ocurre cuando tras recapacitar, alguien comprende o llega a la evidencia de que no debe confiar ni en Josemari, ni en el prelado de turno, ni en la actuación corporativa de los directores que mangonean a su antojo, vidas, conciencias y haciendas.

Si en verdad existe un Dios, esperemos que vele por sus hijos y estas letras de alerta y denuncia, entre millones de las que ya existen, surtan efecto.

.

Gracias por vuestra atención.

miércoles, 7 de abril de 2010

OPUS DEI, Traficantes de Almas. Capítulo IV


Antes de entrar de lleno en el próximo Capítulo V que llevará por título “UN DIABLO CON SOTANA” y en el VI dedicado a la vida y “milagros” de José María Escriba y Albás, me permitiréis que en la entrega de este IV Capítulo de Traficantes de Almas, el tema de hoy vaya de testimonios hablados y por escrito.

.
RECUERDOS DEL CAMINO
Autora: Carmen Charo Pérez de San Román
Numeraria del Opus Dei de 1972 a 1990
INTRODUCCIÓN

.
Me llamo Carmen Charo Pérez de San Román, fui numeraria desde agosto de 1972 hasta abril de 1990, en que escribí una agradecida y cariñosísima carta de dimisión, sometida a la presión y al engaño por la directora de la delegación de Valencia en ese momento.

Quiero dejar claras dos cosas:
El daño tan grande sufrido durante los años de pertenencia a la obra (lo escribo con minúscula porque no creo que se merezca más) se debe no sólo a la perversidad de dicha institución, sino, y sobretodo, a la experiencia vivida en mi infancia. Verdaderamente ahí está la raíz y el comienzo de todos mis malos pasos. Esto no excluye de responsabilidad ni de maldad al Opus Dei, del que sostengo que es perverso y anticristiano.
Carmen Charo
.
Queridos todos:
Os hago llegar el testimonio de mi vida, desde mi infancia hasta mi salida de la obra. Lo escribo con total sinceridad. Pretendo contar los sucesos y mis vivencias tal y como los recuerdo. No pretendo ninguna revancha contra la obra, ni justificarme yo, es más, creo que yo no quedo, muchas veces, precisamente bien. Escribo para intentar entender, yo misma, qué pasó en mí para vivir tantos años aniquilándome como persona.
.
Escribo para unir mi testimonio al de tantos y demostrar que la obra no es una obra divina, sino una gran mentira que me ha hecho gran daño a mí como a tantos otros. Escribo para que mi experiencia pueda servir de ayuda a quienes están cerca del Opus Dei y dudan.
.
Me identifico con mi nombre y apellidos y doy también los nombres de los centros y ciudades por donde pasé ya que no tengo por qué ocultar nada. No tengo miedo, aunque sé que muchas personas han sufrido una persecución durísima.
.
Me gustaría, con este testimonio unirme a una de las Orejas, Agustina, que ha tenido que dar la cara por todos. Yo también quiero ponerme de pie y decir a todo el que quiera escuchar, que aquí estoy, viva y bien viva, felicísima de VIVIR y agradecida hasta el infinito de haberme marchado de ese Infierno, de ese lugar de aniquilación que, para mí, ha sido el OPUS DEI.
.
Sin semejante experiencia de muerte a todos los niveles, hoy me sería imposible disfrutar de la vida como lo hago, poder intuir la hondura de la vida humana, el valor de la persona, cualquier persona, comenzar a experimentar a Dios en todo mi ser.
.
Queda una tercera parte, la de mi renacimiento. Me está costando escribirla, ya que yo he ido saliendo adelante por la propia vida, de la mano de Dios, sin la ayuda de un análisis psicoterapéutico exhaustivo y profundo. Así que he decidido dejar esta parte para más adelante, cuando sea capaz de analizar de forma sintética cómo he sido capaz de renacer.
.
Sólo quiero decir que hoy me encuentro humanamente mejor que nunca, feliz de vivir cada día mi vida, de ser dueña de ella, consciente de cada decisión que tomo. Quedan también en mí muchas secuelas del daño sufrido en mi infancia y en los años en la obra. Quedan muchas cosas por recomponer en mi personalidad humana y en mi vida espiritual. Creo que necesito un tiempo para poder poner orden en mi cabeza y poder compartir con todos vosotros mi experiencia actual.
.
Me gustaría que os sintierais en la libertad de hacer los comentarios que os surjan y que me puedan ayudar.
¡Gracias por todo a todos los que cada día participáis en esta página compartiendo vuestra vida con todos! ¡Un fuerte abrazo para cada uno!
.
Carmen Charo
.................................................................................................................
De su extensísima carta relatando su vida en el Opus Dei, hago un extracto y reproduzco unos cuantos párrafos.

La fidelidad iba precedida del testamento manuscrito, en el que se dejaba a disposición, no de la Obra, sino de una serie de personas o entidades, todos tus bienes. Te daban un modelo que se debía copiar sin ninguna equivocación, con letra meridianamente clara. Yo lo tuve que repetir como 6 ó 7 veces. Estaba ya aburrida. A pesar de eso, como nadie me explicó, (reconozco que yo tampoco lo pedí. Simplemente me fié) no me acuerdo de nada, ni de las personas a las que yo dejaba mis bienes, ni qué significaban muchas expresiones que para una persona de a pié no son habituales. Yo entonces tenía 24 años. Ni que decir tiene que no me quedé con ninguna copia del mismo. A mi salida de la Obra, lo pedí varias veces y ni siquiera me respondieron, simplemente no me lo dieron. Tuve que volver a un notario para hacer uno nuevo e invalidar el anterior.
.
Con mi maleta de cartón plastificado y liada con una cuerda, ya que se abría de puro mala que era, me pusieron en el tren y llegué a Valencia. Esas no eran, claro, las maletas que me había comprado mi madre. (Ese era uno de los misterios sin resolver del centro de estudios: todo el mundo llegaba con maletas nuevas y buenas, y se iba con auténticas reliquias.

Me dieron una buena habitación. Ninguna era dormitorio personal. La mía era salita de día y dormitorio de noche, así que no había forma de perderse. Todas estábamos igual. Cuando hubo un poco más de confianza pasé a dormir encima de una mesa del estudio, y compartía el estudio con otras dos más. Eso sí, cada una dormíamos en una mesa.
.
También había clases en lo que a tablas de dormir se refiere. Las tablas de aglomerado eran más llevaderas por ser más blandas. Aquella no, aquella era una madera buenísima, gordísima y dura como la piedra. Extendía la cama por la noche y la recogía por la mañana, guardándola en el armario de un trastero-cocina que había, donde también guardábamos los zapatos. La ropa la tenía en un armario del pasillo.
.
Mis padres fueron a visitarme en alguna ocasión y la situación era del todo extraña. Me encontraba en medio entre ellos y mis hermanas del centro y no me sentía parte de ninguno.
Me dolía que fueran como de visita a mi propia casa, que no pudieran ver mi habitación, que no pudiera invitarles a comer…Cuando se volvían yo me quedaba fatal, volviendo a sentir de una manera crudísima la soledad, la falta de verdadero calor humano.
.
Las muestras de cariño con ellos eran extrañas. No se les podía llamar por teléfono por aquello de la pobreza. Si estaba bien visto escribirles, pero la relación no era directa. Las cartas se leían previamente por la directora. Recuerdo que en centro de estudios me hicieron eliminar algo que les comentaba a mis padres en una carta.
.
No se podía tener detalles, en el sentido de regalarles nada. Lo que ellos te regalaban, no te lo volvían a ver porque había que dejarlo en la mesa de dirección.
Recuerdo que operaron a mi madre de un oído y no me dejaron ir, ni siquiera llamar por teléfono. Lo tuvieron que hacer ellos. Estas cosas duelen hasta el infinito. ¿Y, qué sentido se les da? Pues que una le ha entregado al Señor las 24 horas del día y no tiene tiempo. Todo el tiempo y todas las energías se deben de gastar en el encargo apostólico que a una le han encomendado.

Ellos siempre me llamaban el día de Nochebuena para felicitarme la Navidad. Un año, me mandaron por Navidad a hacer el curso anual a Ampuero, un pueblo cerca de Santander, bien cerca de casa de mis padres. No me permitieron ir a verlos, así que ese año, lo que sí me permitieron es que les llamara yo por teléfono, con el fin de que no se enteraran de que estaba tan cerca de casa.
.
Nunca podía hacer lo que me diera la gana, el día estaba completamente marcado. Tenía que dar cuenta de todos los minutos del día. No existía el cansancio. Había que aprovechar el tiempo y se trataba de estar en permanente actividad. Jamás me fui sola a dar una vuelta.
.
Me costaba la falta de libertad para tomar decisiones, todo había que consultarlo (gastos, empleo del tiempo, lecturas, estudios…) Pese a que todo, absolutamente todo se consultaba y cada semana se daba cuenta exhaustiva de la vida personal en todos los aspectos (pensamientos, deseos, tentaciones, acciones, omisiones…)
.
Tampoco recuerdo ningún reconocimiento médico serio en todos esos años. Íbamos a la consulta de un médico de la Obra, aunque sólo lo recuerdo entre los años 79 y 82, en que residí en la administración de Albalat. Creo que nunca me hicieron análisis clínicos…
.
Años más tarde, comencé a tener un dolor muy fuerte en la espalda, que me bajaba por toda la pierna. Me llevaron a un traumatólogo, no sé si de la Obra o no. Sólo recuerdo la cara de pasmo que se le quedó cuando al desnudarme vio las marcas que el cilicio me había dejado en las piernas. No comentó ni palabra. A la directora se le iban y se le venían los colores, y yo me quería morir, por la marca del cilicio y por el pudor absurdo e impropio de una mujer de 30 años, al verse en paños menores delante de un hombre.
.
El médico, sin mediar radiografías ni más historias, así, ¡a ojo!, me dijo que tenía una pierna más corta que otra y que me pusiera un alza en un zapato. Ahí quedó resuelto para ellas mi problema. Naturalmente le dolor no cesó, pero me aguanté. Cuando abandoné la Obra, resultó ser una hernia discal, que me tuvieron que operar el año 92.
.
El hecho de que todos en la Obra, fuéramos responsables de nuestro mantenimiento económico, es algo que he agradecido muchas veces, porque se aprende a ser responsable y a mi me produce gran satisfacción poder decir que no les debo nada. Mucha gente tiene la idea de que nos han pagado la carrera, como pasa en las congregaciones religiosas
..
Aunque no creo que se nos exigiera el mantenimiento personal a cada uno como algo que favoreciese nuestro crecimiento personal, sino por puro interés pesetero. Siempre he comprobado cómo en la obra el dinero importa mucho. Todo era pedir y pedir y nunca dar. Pedir a las supernumerarias, cooperadoras, las propias familias... y todo era poco.
.
En la obra ha habido muchísimos años en los que no se hacía contrato laboral ni se pagaba el seguro social a ninguna numeraria ni auxiliar que trabajaran en la administración. A las auxiliares, no sé si actualmente también, se les asegura como empleadas de hogar, trabajadoras de una unidad familiar, de forma que el seguro salga más barato, y no tengan derecho a paro.
.
Realmente, los centros no son unidades familiares sino empresas y tendrían que estar aseguradas en el régimen general, que es más caro y sí da derecho a cobrar el paro en caso de baja laboral o rescisión de contrato, por ejemplo, cuando una decide irse.
.
Me salgo completamente de mi historia, pero sí quiero aprovechar para comentar, sobre este tema, el caso de una auxiliar que acudió a mí queriendo abandonar la obra y le sucedió lo siguiente: ella estaba contratada como empleada de hogar en un centro. Tuvieron que operarla, y, antes de la operación la despidieron de ese trabajo y le dieron de alta en el régimen general, con el fin de que mientras estuviera de baja pudieran cobrar por ella la baja. Hay que añadirle el agravante de que estando de baja, a los diez días de la operación, le obligaron a levantarse a las seis de la mañana, como a todas, para hacer todas las limpiezas, como si estuviera bien. Más adelante quisieron que fueran sus padres los que corrieran con los gastos de su rehabilitación.
.
En la Obra no se vive un cariño abierto y transparente. Siempre tiene que haber alguien haciendo de árbitro, quizá para controlar y estar al tanto de lo que pasa en cada casa. Eso hace que la convivencia sea retorcida y difícil.
.
El horario consistía en: levantarse, pasar a la limpieza de las zonas comunes de la residencia, oración, Santa Misa, desayuno, cambiarse a todo correr para pasar nuevamente a la limpieza del oratorio de la residencia o preparar los desayunos, seguir con la limpieza de habitaciones, a la vuelta, cada quien a su servicio (office, cocina, planchero,,,), o lectura espiritual, comer, de nuevo cada quien a su servicio, cambiarse para la tertulia, normas de piedad (oración, rosario, charla personal, confesión…), de nuevo al servicio de cada una, cena, turno de office o cocina, o servicio propio, tertulia, examen y a dormir (por suerte, ellas sí en colchón). Así se sucedían los días.
.
En septiembre de 1984, como he comentado anteriormente, viendo que parecía que había algo más que el cansancio inicial, me llevaron a Pamplona, a la consulta de psiquiatría de la Clínica Universitaria. Iban habitualmente algunas personas del centro. En la primera consulta hablé con el médico sobre lo que me pasaba y me hicieron un montón de tests. Me dijeron que tenía síntomas depresivos. Creo que hablaron a solas con la directora que me acompañó porque siempre tuve la sensación de que yo no tenía todos los datos de lo que me pasaba.
.
A esa primera consulta fui nerviosísima, porque estaba segura de que me iban a decir que estaba loca de atar o me iban a descubrir algo grave. Me pusieron un tratamiento farmacológico a base de ansiolíticos, antidepresivos y somníferos. Volvía a la consulta periódicamente, cada tres meses más o menos.
.
Yo seguía yendo regularmente a Pamplona a la consulta con la psiquiatra. En Septiembre de 1988, Celia me acompañó a la consulta. Iba realmente saturada, no sé realmente por qué motivos concretos, pero tampoco estaba desquiciada y paranoica, como quisieron hacerme creer luego.
.
La experiencia de la clínica fue bonita y reconfortante. Estuve prácticamente dos meses. Fue como vivir en otro planeta en el que sus habitantes eran completamente atípicos. Había personas que vivían permanentemente fuera de la realidad, con alucinaciones, hablando con seres inexistentes, gente con estrés, como una maestra que llegó viendo niños debajo de su cama (aunque conservaba la capacidad de reírse de ello), gente en apariencia normal que pasaba, como yo y la mayoría, por momentos de depresión, varias chicas con anorexia nerviosa, varias numerarias en las mismas circunstancias que yo.
.
La psiquiatra habitual, tenía una misión más profesional, y aunque yo le hablaba como a una persona de la obra, ella no daba nunca a las conversaciones un tono familiar. No recuerdo nada de lo que me dijera nunca. En muchas ocasiones le escribí cartas desde Murcia, cuando me encontraba mal o no sabía resolver algo, y jamás tuve contestación. Así, al día de hoy no tengo nada, ni de ella, ni de las directoras de la obra, si quisiera pedir alguna responsabilidad.

………………………………………………………………………………….........................

La 4º Planta del Hospital Universitario de Navarra en Pamplona, está destinada a pacientes pertenecientes al Opus Dei aquejados de disfunciones mentales, Esa es la principal dolencia que afecta a sus afiliados. Los lavados de cerebro y las comederas de tarro al final pasan factura y muchas personas son ingresadas en la 4ª Planta. No existen datos abiertos acerca de sus expedientes clínicos.

Nada puedo añadir a este testimonio narrado en primera persona. Sólo adjuntar dos vídeos con su propia voz e imagen. Aunque de sobra sé que siempre saldrá algún fanático patán jurando por “sanjosemari” que todo esto es un montaje para desprestigiar al Opus. De todas formas a mí me importan un carajo sus juramentos. Este post está abierto a sus contradicciones. Pero que me contradigan aportando pruebas. Como yo lo hago.
.
Es más. Por si mis pruebas no fueran suficientes, adjunto los links de acceso a miles de ellas. A ver si los fanáticos del Opus tienen narices a rebatirlas. 

                                             Testimonio de Carmen Charo. Vídeo nº 1



                                            Testimonio de Carmen Charo. Vídeo nº 2


Gracias por vuestra atención.

sábado, 3 de abril de 2010

LAS SANDALIAS DEL PESCADOR


Efectúo una leve pausa en la publicación del monográfico Opus Dei, Traficantes de Almas, para dar entrada a un tema que me afecta emocionalmente y que está muy acorde con la próxima publicación, que una vez concluido el monográfico, tratará sobre los 33 días de papado de Juan Pablo I, incluida la investigación de su más que probable asesinato en la noche del 27 al 28 de Septiembre de 1978.

La renuncia que Juan Pablo I hizo pública al mundo, por la cual manifestaba que era su deseo enajenar todos los bienes materiales de la Iglesia Católica, oro, signos de poder y riqueza patrimonial del Estado Vaticano con el fin de donarlos a favor de los más necesitados de la Tierra, cayó como una bomba en la Santa Sede. Y por tal motivo Albino Luciani, Juan Pablo I, proclamado Sumo Pontífice el 26 de Agosto de 1978, de igual modo cayó fulminado 33 días después.

Juan Pablo I eligió como lema de su papado la expresión latina Humilitas (humildad), lo que se reflejó en su polémico rechazo de la coronación y de la Tiara Papal en la ceremonia de entronización, en contra de lo prescrito por la Constitución Apostólica de Pablo VI.

Con el texto y los cinco vídeos que acompañan este post, me agradaría demostrar el simétrico paralelismo que existe entre el contenido del presente post y los que tratarán sobre el asesinato de Juan Pablo I. Los cinco fragmentos de vídeo pertenecientes a la película y al tema que me ocupa y que aquí se ofrecen, fueron filmados en 1968, diez años antes de producirse el asesinato del Pontífice. Ignoro si Albino Luciani siendo Patriarca de Venecia llegó a visionar el film, porque en realidad fue la crónica de una muerte anunciada: Su propia muerte.

Entrando en materia, mi Semana Santa ha sido de dolor y también de pasión. Dolor provocado por la inexperiencia profesional de una oftalmóloga, que posiblemente pensó que mis ojos eran un banco de pruebas para ejercitar sus escasos conocimientos clínicos, abrasándome ambas córneas al no tener ni puta idea de cómo manejar un instrumental exploratorio. Total, que su ineptitud me ha tenido tres días con menos visión que un gato de escayola. O sea, tres días a dos velas, sin luz, entre la niebla y cagándome en el copón de Bullas.

Menos mal que mi pasión por el cine, concretamente por una determinada película muy acorde con mis deseos y creencias, no dejó de asistirme a pesar de permanecer en las tinieblas. La película a la que me refiero podré haberla visionado como unas veinte veces, sin contar que cada Semana Santa para mí es como un rito el volver a contemplarla, pero sobre todo volver “a oír” sus excelentes, precisos y también preciosos diálogos.

"Las Sandalias del Pescador" es una película de historia-ficción, aunque para mí no es ficción respecto a la realidad vaticana e incluso opino que su autor se quedó un tanto corto en sus apreciaciones, reflejadas en el best seller homónimo de Morris L. West. Este apasionante relato de intriga geopolítica y fascinante visión, surge de los procedimientos políticos tanto internos como externos del Estado Vaticano.

Acostumbrados a contemplar un Anthony Quinn en papeles de hombre de armas con ciertas dosis de violencia, esta vez encarna a un prisionero político ruso recientemente liberado, que de pronto se ve convertido en el centro de atención al ser nombrado como el nuevo Papa: el Papa Kiril. Su elección, perfectamente planificada por un digamos, “espíritu santo” un tanto politizado, coincide en medio de una grave crisis entre China y la URSS que amenaza con desembocar en un conflicto nuclear.

Un Anthony Quinn ciertamente admirable, en estado de gracia interpretativa, da vida a este Papa ruso marcando con su actuación el pulso dramático del film. A destacar en la trama argumental los problemas de un joven sacerdote – el Padre Telemond – con una peculiar visión de Cristo y del cristianismo, magistralmente interpretado por Oskar Werner, marcando con su dramática actuación el correcto pulso narrativo en sus escenas individuales, enfrentándose a la intransigente curia vaticana.

Película hija de su tiempo, una vez finalizada la lucha entre los dos grandes bloques de la Unión Soviética y los Estados Unidos, el film conserva interés en cuanto a la detallada descripción de los manejos político-religiosos que se producen en la casa de Pedro cada vez que es necesario nombrar un nuevo Papa, remarcando ciertos detalles del Cónclave, así como una crítica más bien difusa a determinadas jerarquías católicas.

Anthony Quinn, Sir Laurence Oliver, Oskar Werner, Vittorio de Sica, Sir John Gielgud, David Jassen y Leo Mckern, enriquecen esta deslumbrante producción dirigida por Michael Anderson, nominada a dos Premios de la Academia y un Globo de Oro por la excelente música de Alex North.

Sin duda muchos de los que en estos instantes leéis estas líneas ya habréis visto la película, aunque los lectores más jóvenes es más que posible que no la conozcan. Es por ello que tanto para los que ya la habéis visto como para los que no, me he permitido extraer de mi propio DVD, 55 minutos de grabación distribuidos en 5 cortes del film y los he subido a VIMEO, con el ánimo de que además de contemplar una admirable puesta en escena, “escuchéis” los diálogos, a mi entender la esencia y el alma del propio film.

LAS SANDALIAS DEL PESCADOR vídeo nº 1. 9 minutos, 18 “
Kiril Lakota es liberado de un campo de trabajos forzados en Siberia. Esclarecedor diálogo el que mantiene con el Presidente de la URSS.
Reclamado por el Estado Vaticano, es nombrado Cardenal.




LAS SANDALIAS DEL PESCADOR vídeo nº 2. 10 minutos.
El Padre Telemond es un sacerdote librepensador y escritor con un concepto de Cristo y del cristianismo que le convierte en persona non grata para los altos mandos vaticanos. Su disertación es una obra maestra, tanto a nivel espiritual como humano. Sin embargo en la versión doblada al castellano existe un error de traducción, cuando en el tramo final del diálogo pronuncia: “yo tengo fe en el mundo, creo en el mundo”….,En realidad, en la versión original italiana que yo también poseo, dice ““yo tengo fe en el HOMBRE, creo en el HOMBRE”.




LAS SANDALIAS DEL PESCADOR vídeo nº 3 14 minutos, 56”
Muere el Papa y el Cónclave se reúne para proceder a la elección de su sucesor.
Impecable representación del Cónclave, e igualmente correcta la puesta en escena de los entresijos electorales y posicionamientos cardenalicios, pensando en la persona más idónea para representar al sucesor de Pedro y llevar las riendas de la Iglesia en unos momentos críticos para la Humanidad. Kiril Lakota es el elegido.




LAS SANDALIAS DEL PESCADOR vídeo nº 4 10 minutos, 31”
En este tramo existen dos escenas fundamentales. La primera es el encuentro del nuevo Papa con un moribundo judío. Y la segunda una primera reflexión que el propio Papa hace a su equipo de gobierno.




LAS SANDALIAS DEL PESCADOR vídeo nº 5 12 minutos, 12”
Este es el tramo final y el desenlace, Mejor lo veis y oís y después si os apetece, reflexionáis, pero seguro que pensaréis,…¿Algún día podrá realizarse tal milagro?
Personalmente y a mi pesar, creo que no.




De sobra sé que esta película es una simple ficción, una utopía que difícilmente algún día podrá convertirse en realidad, porque el oro y las riquezas del Vaticano no son negociables, ni las propias autoridades vaticanas desean canjearlos por pan para distribuirlo entre los millones de seres humanos que pasan hambre.

Juan Pablo I lo intentó y ello le costó la vida. De todas formas, ya que mi propio pensamiento es idéntico al del Padre Telemond, (vídeo nº 2), yo igualmente creo en el Hombre, creo en el ser humano que renace cual Ave Fénix de sus propias cenizas espirituales. Y tengo Fe y Esperanza en el Hombre que mediante su Caridad protege y ayuda a sus semejantes entregando de ser preciso, su vida a cambio.

.

Gracias por vuestra atención.